91 005 28 22 - 648 27 94 46

Conócenos  |  Contacto   
Top
El origen de los dulces de Halloween - Inquietos
fade
3794
post-template-default,single,single-post,postid-3794,single-format-standard,mkd-core-1.1.1,mkdf-social-login-1.1,mkdf-tours-1.3,voyage child theme-child-ver-1.0,voyage-ver-1.3,mkdf-smooth-scroll,mkdf-smooth-page-transitions,mkdf-ajax,mkdf-grid-1300,mkdf-blog-installed,mkdf-breadcrumbs-area-enabled,mkdf-header-standard,mkdf-fixed-on-scroll,mkdf-default-mobile-header,mkdf-sticky-up-mobile-header,mkdf-dropdown-animate-height,mkdf-fullscreen-search,mkdf-fullscreen-search-with-bg-image,mkdf-search-fade,mkdf-medium-title-text,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
Inquietos / Noticias  / El origen de los dulces de Halloween
22 Oct

El origen de los dulces de Halloween

La fiesta de Halloween no ha sido siempre como la conocemos, eso lo sabemos bien en España donde hemos introducido esta fiesta anglosajona a nuestro Día de los Santos. Pero en ambas siempre ha habido factores comunes: su conexión con los difuntos, las almas y los dulces. Dulces que han sabido convivir: buñuelos, huesos de santo, galletas, cup cakes y cake pops.

El origen de Halloween se remonta hace más de 3.000 años, al pueblo celta, pueblo guerrero que habitaba zonas de Irlanda, Inglaterra, Escocia y Francia. Ellos celebraban el año nuevo, el comienzo del año oscuro, el principio del invierno boreal.

Aunque fueron los inmigrantes irlandeses los que introdujeron esta tradición en Estados Unidos en 1846, el origen de pedir dulces puerta por puerta surge en Europa en el siglo IX, en los que se iba pidiendo “pasteles de difuntos”, que en aquel entonces eran pan con pasas con la creencia de que cuantos más pasteles recibieran más iban a ser las oraciones rezadas por su alma.

Fue en 1930 cuando se empezó a extender esta costumbre en Estados Unidos, en cierto modo para contrarrestrar el vandalismo que se estaba produciendo durante esa noche. Se empezaron a proponer diferentes actividades de diversión familiar: como concursos de calabazas talladas, disfraces o dulces. Esta tradición se afianzó gracias a una campaña de Unicef en 1950 …¡una gran iniciativa!

Esta costumbre también la encontramos en países como Méjico,  con su “Calaverita”, donde los niños piden dulces con forma de calavera.

Si quieres aprender a hacer dulces no sólo con forma de calavera, sino con un sinfín de posibilidades para festejar este Halloween no puedes perderte el taller de cake pops que tenemos preparado para vosotros donde aprenderemos a hacer unos dulces de miedo…¡este año lo tendremos fácil en el truco o trato!

Inquietos